martes, 1 de marzo de 2016

Los vestidos color fresa son para el verano

Siempre he pensado que hay colores que nos evocan sensaciones. A mí me ocurre con el color fresa, que cuando lo veo me imagino el sol y el calor del verano. Por eso cuando descubrí esta tela, no pude evitar lanzarme a confeccionar un modelito pensando en mi estación favorita.




No sé si os pasará a vosotros, pero el entretiempo me resulta el periodo del año más complicado para elegir prendas que coser, porque ya se está acabando el invierno y da pereza embarcarte en prendas que quizás la temporada que viene no les valgan a los peques pero por otro lado, el frío desanima un poco a coser prendas de verano, que parece que no van a estrenar nunca.

 Pero este año he decidido vencer la pereza de empezar ya la temporada y así intentar que no me pille el toro, como todos los años, y por eso os presento el Vestido color fresa.

Como os decía, me enamoré de la tela nada más verla en la web de Mamamadejas 





Y, por si acaso se acababa, me fui corriendo a comprar tela para un vestido para Eli.

El siguiente paso era decidir qué tipo de vestido hacer. Como la tela ya destacaba por sí sola, quería un diseño sencillo, que le diera todo el protagonismo al estampado. Elegí un modelo al que le tengo mucho cariño, porque fue el primer vestido que hice cuando empecé a coser. Se trata de un modelo del libro Intemporels pour bébés, de Astrid Le Provost.


Amazon

Como son modelos para bebés, lo tuve que adaptar para que le quedara bien a Eli, que ya viste una talla 6, aunque no fue complicado. Medí el ancho del pecho antes del brazo (es decir, de donde irá un tirante a donde irá el otro) y esa medida la trasladé a la parte alta del canesú:

 

Como veis, el resto de medidas del canesú son muy intuitivas. El largo total será el contorno total del pecho de la peque, puesto que es una pieza sola. Eso sí, no se os olvide incluir en uno de los dos lados 3 cm más para el cruce de los botones.

El ancho del canesú va un poco a la elección de cada uno. Yo le puse 6 cm más los márgenes de costura, pero se puede variar esta medida.

Del canesú necesitamos 2 piezas, ya que va forrado.

Ahora pasamos a la falda. Esta pieza no puede ser más fácil. Se trata de un rectángulo cuya longitud mayor es 2 veces el contorno de pecho de la niña. De esta forma quedará con un fruncido normal. Si la queréis con más vuelo, es decir, más fruncida, podéis poner el ancho de la tela, que os aportará algo más de volumen.

El alto del rectángulo dependerá de lo largo que queráis el vestido. En mi caso, me gusta que en verano vaya fresquita, así que es un poco minifaldero.


Por último, dibujamos los tirantes. De nuevo, va un poco en gustos. Yo quería unos tirantes que se ataran con un lazo en los hombros, que me parecía muy gracioso, así que no nos necesitaba muy anchos. Por eso los hice de 4 cm (que al doblarse sobre si mismos quedan de 2 cm) + 1 cm de margen en cada lado.

En mi caso, para que se pueda hacer un lazo arriba, hice 4 piezas de 40 cm de largo cada una, pero también se puede hacer únicamente con dos tirantes que vayan cosidos al vestido.


Y una vez que tenía todas las piezas cortadas, pasamos a la diversión:

Primero montamos los tirantes. Aquí cada maestrillo tiene su librillo, pero a mí me gusta doblarlos por la mitad (revés contra revés) remetiendo poco a poco el margen del tirante para dentro. Los hilvano y les paso un pespunte de la máquina cerquita del borde:




Ahora pasamos al canesú. Ponemos las dos piezas derecho contra derecho con los tirantes en medio (como si fuera un sándwich de tirantes) en su sitio. Ojo! La costura de los tirantes debe quedar hacia el cuello de la prenda:

"Sandwich de canesú y tirantes"

Unimos las piezas con un pespunte por el contorno excepto la parte de abajo.

Unimos con un pespunte excepto en la parte baja


Así quedarán los tirantes por el derecho

Una vez hecho esto, le damos la vuelta al canesú, hacemos unos piquetes en las esquinas y planchamos.

Ahora vamos con la falda. Se frunce como siempre, pasando dos pespuntes paralelos al ancho del pie de la máquina. Recordad que tenéis que elegir la puntada más larga y dejar un buen trozo de hilo en ambos lados.

Pespuntes de la falda para fruncir
Luego marcamos la mitad de la tela con un alfiler y vamos frunciendo poco a poco hasta que nos quede el ancho del canesú (sin tener en cuenta los 3 cm extras que habíamos puesto para el cruce de botones.

Montaje canesú + falda

Encaramos uno de los derechos del canesú con el derecho de la falda y unimos falda y canesú.

Unión canesú y falda


Hecho esto unimos los laterales de la falda desde abajo hasta 9 cm antes del final.



Casi hemos llegado al final. Lo único que nos quedan son los remates:

- Por el interior de la prenda tomamos el forro del canesú y lo vamos hilvanando, remetiendo sobre si mismo, para cubrir la costura de unión de falda y canesú. Pasamos por el derecho del canesú un pespunte todo alrededor de la pieza para asentar costuras y fijar la parte de atrás.





- Hemos 2 ojales en el lateral corto del canesú y cosemos los botones en la pestaña de 3cm que habíamos reservado en el canesú


- Cogemos el bajo





Y listo!!! Un vestido veraniego y fresquito listo para usar. Ya solo falta que el tiempo acompañe… jejeje. De hecho, con el frío que hacía, hemos tenido que hacer una sesión de fotos interior... pero bueno, nos hemos echado unas risas!






Espero que este minitutorial os haya resultado útil. No obstante, si os quedáis con dudas, me preguntáis.

Un besazo!

Eli



12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias!!! :)
      Ya solo falta que el tiempo acompañe... jijiji

      Eliminar
  2. bonito y fácil de hacer....modelo perfecto!!!
    y el tutorial estupendo !!! gracias Eli, eres una artista!!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anabel, me vas a poner colorada!!! jejeje
      Me alegra que se entienda el tutorial, a veces no sé si me enredo mucho en explicaciones.
      Besetes!

      Eliminar
  3. Que color más bonito tiene la tela!! y el corte del vestido le queda genial a tu niña, aunque las fotos sean interiores, se ve genial.
    El tutorial me gusta mucho, y ya lo acabo de poner en mi lista de pendientes, a ver si puedo hacer un par para este verano.
    La verdad es que da un poco de pereza coser cosas tan veraniegas, pero yo en cuanto salen las telas de verano, me pongo a comprar como una loca, y empiezo a coser, que después con el calorcito da más pereza y como tú bien dices "nos pilla el toro".
    Te ha quedado genial. Gracias por el tutorial!
    Bikiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yolanda!!! La verdad es que lo de las fotos fue todo un reto, para que no parecieran muy invernales... jejeje
      Ya me contarás si te has animado a hacer el vestido. Es súper sencillo, pero bueno, si tienes dudas, me avisas.
      Besotes!!!

      Eliminar
  4. Es monísimo! yo también estoy pensando ya en coser para el buen tiempo... a ver si así acabamos con el invierno!
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julia! Es que ya apetece pensar en modelitos de verano y no tanto en el frío que hace fuera! ;)
      Un besazo muy grande!

      Eliminar
  5. Una tela preciosa y un modelo que nunca pasa de moda. Aquí el entretiempo no dura nada. Dos o tres semanas como mucho y da mucha pereza coser para tan poco tiempo. Así que yo coso o de verano o de invierno. Aunque siempre tengo una camisa fina o de mangas francesas que me salva la papeleta.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María! Estoy de acuerdo contigo, yo al final coso o para invierno o para verano y voy completando con chaquetitas o cosas así...
      Un besazo!
      Eli

      Eliminar
  6. No me extraña que te enamoraras de la tela, tiene un color muy bonito! A mi me da pereza coser para verano tan pronto porque por aqui queda mucho frio todavia pero por otro lado ya van llegando las telas veraniegas a casa y las costuras fresquitas ademas son mas rapidas que las de invierno, y van entrando las ganas.....este tipo de vestido le hoce el año pasado a mi hija para los dias mas calurosos y la encantaba por los tirantes jiji. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, Vanessa, el color de la tela es ideal, sobretodo pensando en cuando la peque esté morenita. Te reconozco que a mí también me da algo de pereza empezar con las prendas de verano, pero es que luego me pilla el toro! ;)
      Un besazo muy grande y gracias por comentar!

      Eliminar

Hola! Me encantaría que dejaras algún comentario. Anímate!!!