martes, 28 de febrero de 2017

Nos vamos de boda!

Para estrenar esta nueva etapa bloguera me he decidido por un post muy especial para mí: La boda de mi hermana Almu, y más concretamente, los trajes de arras de Eli y Roberto.



Almu se casó el 7 de mayo del 2016 y me pidió que hiciera yo los trajes para que Eli y Roberto fueran los niños de arras… Menudo reto!

Estuvimos mirando muchos modelos en Pinterest y al final nos decidimos inspirar en uno de Navascués que nos encantó.



Nos vamos de boda!
Vestidos de arras de Navascués


Con esa idea y sabiendo que Almu iba a llevar los míticos Manolo Blahnik de la película Sexo en Nueva York nos fuimos a Ribes y Casals a la caza de telas.

Nos vamos de boda!
Zapato Manolo Blahnik
Al final nos decidimos por un raso de color hueso, tul de plumeti del mismo tono y, para el fajín, una seda del color de los zapatos.

Para hacer el cuerpo del vestido, utilicé los muchísimos patrones infantiles que tengo para Eli, y, en especial, los de Mamacosesola, que siempre son un acierto.

Corté dos cuerpos, uno en raso y el otro en plumeti y los cosí como si fueran una única pieza, para que el plumeti no quedar “bailando” encima.

Nos vamos de boda!
Costura única de ambas telas
La falda fue muy fácil de hacer, porque como el tejido era bastante “tiesito” no tuve que ponerle ni can-can, únicamente con el clásico fruncido quedó fenomenal.

Como el tejido era bastante duro, forré el vestido con una batista suave del mismo tono de forma que no hubiera “picores” inesperados. Al bajo del forro de la falda le puse una puntilla para que quedara mono cuando la niña se tirara por el suelo, cosa que, por supuesto hizo en varias ocasiones!.

Nos vamos de boda!
Detalle de la falda y el forro
Las manguitas iban únicamente en el tul y las cosí con una costura francesa para que quedaran perfectas. El mayor problema fue unirlas al cuerpo para que quedaran totalmente integradas con el forro, pero con paciencia, conseguí hacerlo.

Y finalmente solo quedaba poner un valencien al cuello y el final de las mangas, que entre lo que me costó encontrarlo en el tono adecuado y lo que costó coserlo porque se me iba para todos los lados, fue lo más difícil de la prenda!

Nos vamos de boda!
Al final las mangas quedaron muy monas
Con la misma tela del vestido (el raso) hice los pantalones de Roberto, que no dieron nada de lata.

Nos vamos de boda!
Pantalones de Roberto
Y ya solo quedaban los fajines, que no tuvieron mayor misterio que elegir el ancho y cortar los extremos en forma de punta, para que quedaran más salados. Luego un pequeño reborde para rematar la tela y listo!

Nos vamos de boda!
Detalle del fajín (el cojín de los anillos también lo hice yo!)
Para terminar, les puse los abrigos que les hice en su día, uno azul para Roberto y otro rosa para Eli y así no pasaron frío mientras estábamos en la calle.

Nos vamos de boda!
El abrigo es de lo más calentito
Y así de guapos estaban mis dos perlas, que se me caía la baba y todo!




Ay, que emoción más grande!

Por si a alguien le han gustado muchísimo las fotos, como me pasa a mí, os informo que las hizo Arancha Sandúa y su equipo.

Espero que os haya parecido interesante la entrada y que os resulte de inspiración si tenéis bodas próximamente. Ya veis que al final no es tan complicado que queden unos trajes apañaditos!

Un besazo grande y gracias por seguir aquí!

 

13 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias!!! Es que son muy guapos y cualquier cosita les sienta bien!

      Eliminar
  2. jolin, vaya vuelta! por todo longrande eh?! iban guapísimos, me gusta mucho el modelo de vestido que elegisteis y el toque azul me encanta. Seguro que fue un día precioso. Besos!
    Diana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Diana! Que te echaba yo de menos!!!
      Pues sí, he pensado que después de tantos meses de ausencia debía volver con un post precioso y que además me hace muchísima ilusión.
      Gracias por los piropos, que eres un solete!
      Besos grandes!

      Eliminar
  3. Guapísimos tus dos soles. Tienes razòn, no hace falta comerse mucho el coco para que vayan perfectos a una boda. Solo elegir la hechura adecuada y la combinacion perfecta. Veo q el año pasado estuvimos las dos con el mismo trabajo 😜.
    El azul del fajin me encanta! Me alegro de que lo pasarais genial. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, sí, al final muchas veces te pones a pensar en prendas más recargadas y en el fondo, más vale cuidar los detalles de una prenda sencilla.
      Un besazo enorme!

      Eliminar
  4. Ole! vaya una vuelta!
    Me chifla el vestido de Eli, elegante y sencillo a la par que bonito, y el cinturón a juego con los zapatos ya es el remate.

    Me alegra verte por aquí de nuevo!

    Mil bikiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que linda eres, Yolanda! La verdad es que estoy súper orgullosa del vestido, y todavía tengo otra hermana que espero que se case pronto, así que algo más tendremos que inventar!!! ;)
      Un beso fuerte!

      Eliminar
  5. Los modelos son una preciosidad y has escogido unos colores y telas perfectos!
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julia. Como tú dices, con estos modelos tan guapos ya tenía la mitad del trabajo hecho!
      Un besazo!!!

      Eliminar
  6. Me encanta todo, las fotos son preciosas, los trajes de los niños me han enamorado, totalmente, yo también hice el de mis hijos para la boda de mi hermana y me gustó muchisimo el resultado, el tuyo ha quedado divino. Muy bonito el color del fajin.

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, guapa. El tema del fajín es verdad que fue un acierto, porque rompía un poco el conjunto tan serio y además el color elegido era de lo más llamativo.
      Un besazo fuerte!

      Eliminar
  7. Me encanta tu trabajo, te ha quedado finísimo y con muy buen gusto, los niños preciosos!

    ResponderEliminar

Hola! Me encantaría que dejaras algún comentario. Anímate!!!