martes, 15 de diciembre de 2015

Vestido verde agua con puntada decorativa

Este modelo surgió por casualidad y sobre la marcha en clase de costura y, como ocurre muchas veces, la improvisación dio lugar a un resultado fantástico: el Vestido verde agua.




Compré esta tela de lana en la tienda Trapos, del Puerto de Santa María, porque me encantó el color. En realidad, lo que me gustó fue el contraste entre una tela de invierno con un color de verano, así que me decidí a llevarme suficiente tela para hacer una falda para mí y algo para Eli.

Primero corté mi falda siguiendo un patrón de la revista BURDA, pero esa es otra historia que ya os contaré.

Cuando terminé me di cuenta de que no sobraba mucha tela para el vestido de Eli, así que hubo que echarle imaginación al asunto.
Para empezar, obviamente, corte trapecio para el vestido, que es lo más sencillito que menos tela se lleva (cualquier frunce necesita el doble de tela).

 Por suerte, hubo suficiente para poder incluir un pequeño pliegue central en la parte delantera que le diese un poco más de vuelo al vestido.

Vestido verdeagua


 Para hacer este pliegue cosí la parte central hasta unos 15 cm por debajo del cuello, de forma que el vestido quede ajustadito por arriba y más amplio por abajo.

Vestido verdeagua

 Como la lana picaba un poco, decidí ponerle un forro de batista de color crema que compré en Donnatela (Pza. Arteijo, Madrid). Es una tela muy suave que se sale del blanco nuclear que, hasta ahora, había visto en batistas para forrar vestidos.

Vestido verdeagua

 Tanto me gustó que decidí utilizarla también para cuellos y mangas.

Como tenía poca tela, tuve que hacer unas mangas al codo y por darles algo más de longitud, les añadí un volante en la misma tela de batista del forro.

Vestido verdeagua

Vestido verdeagua


En el cuello también le puse un volante para que la tela de lana no picase (en la primera prueba del vestido, cuando no estaba todavía forrado, casi no quería ni rozarlo...).

Vestido verdeagua


La elaboración del cuello y de las mangas es súper sencilla:

  • Cuello: Medís el contorno del cuello de la prenda (es decir, una vez que los hombros estén cerrados) y cortáis un rectángulo de las siguientes medidas:

Una vez cortado, dobláis el rectángulo a lo largo, encarando los derechos, y pasáis un pespunte por el revés de los laterales cortos:



 Por último, sólo tenemos que pasar un fruncido por el largo del cuello (ya sabéis, con la puntada larga de la máquina) y fruncirlo a la medida del cuello de la prenda.


  • Mangas: Las mangas se hacen de la misma forma que el cuello:




¿Fácil, verdad?

Por darle algo más de gracia al cuello y los puños, elegí una puntada decorativa de la máquina, una especie de hojitas que me parecía que quedaba muy conjuntado con el verde del vestido.


Vestido verdeagua

Vestido verdeagua

Como el resultado me encantó, me animé y lo puse también e el bajo del forro (y porque no había más tela, que si no también lo pongo!!!)

Vestido verdeagua


Para cerrar el vestido, utilicé una cremallera invisible, ya que necesita menos margen de costura que los botones, y como andaba escasita de tela...

Vestido verdeagua

Vestido verde agua

Del resultado la verdad es que estoy muy orgullosa, no solo porque al final ha quedado muy apañadito, sino que además, he aprovechado esos retales de tela que normalmente voy acumulando en las estanterías a la espera de una vida mejor...

Juzgad vosotros mismos!!!







Como siempre, estaré encantada de responder a cualquier duda que os surja.

Besitos!!!

Eli

8 comentarios:

  1. Qué detallado este tutorial!
    El resultado, precioso ¡como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Y además, fue bastante sencillo de elaborar!

      Eliminar
  2. cuanto coses!!!! todo perfecto y precioso. eres un artista!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Anabel, es que tengo proyectos atrasados que os voy mostrando! ;) De todas formas, la verdad es que son cosas sencillas, que no se tarda mucho en hacer.
      Gracias por los halagos!
      Besos!

      Eliminar
  3. Que bonito!! Me ha encantado el detalle de las hojitas bordadas.
    Lo de ponerle el volante en el cuello y las mangas ha sido todo un acierto, es un contraste muy chulo, y además no queda tan soso.
    Bikiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Sí, la verdad es que el tema del volante y las decoraciones surgió sobre la marcha y ha quedado genial, seguro que lo vuelvo a utilizar...
      Un besazo fuerte!

      Eliminar
  4. Definitivamente el color y los volantes en blanco es lo que más destaca!
    Muy bonito y además buena idea darle un poco de color a un vestido de invierno. Le aporta mucha alegría!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Almu. A mí también me encanta el color. Vamos, que definitivamente fue lo que más me llamó la atención de la tela y, claro, a partir de ahí salió todo el proyecto.
      Un besazo!

      Eliminar

Hola! Me encantaría que dejaras algún comentario. Anímate!!!